Compilación de Criterios Normativos
Impuesto Sobre la Renta

De conformidad con lo establecido en el Artículo Segundo, fracción LXXXIX de las disposiciones transitorias de la Ley del Impuesto Sobre la Renta para 2002, quedaron sin efectos las interpretaciones que contravengan o se opongan a lo preceptuado en dicha ley

El Comité de Normatividad realizó el análisis de los 30 criterios normativos en materia del impuesto sobre la renta emitidos durante el 2001, dando como resultado la derogación de 8 y la validación de 22 criterios aprobados con anterioridad

Se derogaron los criterios 17/2001/ISR, 58/2001/ISR, 60/2001/ISR, 61/2001/ISR, 70/2001/ISR, 71/2001/ISR, 116/2001/ISR y 120/2001/ISR. Los criterios derogados no pierden su vigencia y aplicación respecto de las situaciones jurídicas o de hecho que en su momento regularon

En los criterios que se validan, se ha actualizado la cita de los preceptos legales, referenciando la Ley del Impuesto sobre la Renta en vigor y a su vez, se optó por renumerarlos e identificarlos con un nuevo código alusivo al año en que fueron validados.

11/2002/ISR
Servicios prestados en forma gratuita. No son deducibles para efectos del impuesto sobre la renta.

De conformidad con los artículos 31, fracción I y 176, fracción III de la Ley del Impuesto sobre la Renta, las deducciones ser estrictamente indispensables para los fines de la actividad del contribuyente, salvo que se trate de donativos no onerosos ni remunerativos, que satisfagan los requisitos previstos en la ley en comento y en las reglas que para el efecto establezca el Servicio de Administración Tributaria.

Por otra parte, el artículo 2332 del Código Civil Federal dispone que donación es un contrato por el que una persona transfiere a otra, gratuitamente una parte o la totalidad de sus bienes presentes.
Por lo anterior, sólo los bienes pueden ser objeto de donación, por ende los servicios prestados gratuitamente no pueden considerarse donativos y en consecuencia, no se ubican en el supuesto jurídico arriba señalado.

12/2002/ISR
Acumulación de ingresos. Momento en que se consuma la prescripción.

El artículo 121, fracción I de la Ley del Impuesto sobre la Renta establece que se consideran ingresos acumulables el importe de las deudas relacionadas con la actividad empresarial o con el servicio profesional, que se dejen de pagar por prescripción de la acción del acreedor.

Asimismo, el artículo 122, párrafo tercero de la ley en comento, dispone que tratándose de los ingresos referidos en el párrafo que antecede, son efectivamente percibidos, en la fecha en que se consuma la prescripción.

En consecuencia, se entende que se consuma la prescripción, cuando la parte acreedora pierda su derecho al cobro por el transcurso del tiempo y en los términos de la legislación aplicable al acto jurídico de que proviene el derecho del acreedor, es decir, no es necesario que exista la declaración de procedencia por parte de la autoridad correspondiente.

13/2002/ISR
Forma de comprobar ante notario público la enajenación de casa habitación para efectos de su exención.

El artículo 109, fracción XV, inciso a) de la Ley del Impuesto sobre la Renta vigente en el 2002, establece que no se pagará el impuesto sobre la renta por la obtención de los ingresos derivados de la enajenación de casa habitación del contribuyente.

Asimismo, el artículo 77 del Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta dispone que para los efectos de la fracción XV del artículo 77 de la Ley del Impuesto sobre la Renta vigente en 2001, los contribuyentes deberán acreditar ante el fedatario público que formalice la operación, que habitaron la casa habitación de que se trate, cuando menos los dos últimos años anteriores al de su enajenación, con los documentos comprobatorios señalados en dicha disposición del Reglamento en comento, la cual deberá estar a nombre del contribuyente, al de su cónyuge ó bien al de sus ascendientes o descendientes en línea recta.

Por otra parte, la fracción II del artículo segundo de las Disposiciones Transitorias de la Ley del Impuesto sobre la Renta, publicadas el 1 de enero de 2002, dispone que el Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta, continuará aplicándose en lo que no se oponga a la ley en comento y hasta en tanto se expida uno nuevo.

En virtud de que el artículo 77 del Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta no contraviene las disposiciones del artículo 109, fracción XV, inciso a) de la Ley del Impuesto sobre la Renta vigente, y con el fin de verificar que los contribuyentes se encuentren en el supuesto de exención, los fedatarios públicos ante quienes se lleve a cabo la escrituración del inmueble, podrán aplicar lo dispuesto en el artículo 77, fracciones I y II y último párrafo del reglamento en mención, sin que sea necesario acreditar el requisito de los dos años anteriores al de su enajenación.

14/2002/ISR
Régimen Intermedio. Obligación para presentar declaración anual.

El artículo 134 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, señala que las personas físicas que tributen en el régimen intermedio aplicarán las disposiciones de la Sección I del Capítulo II del Título IV de la citada ley. Asimismo, la fracción III del artículo 134 en mención, señala que no aplicarán las obligaciones establecidas en el artículo 133, fracciones V, VI y XI de la citada ley.

El artículo 133, fracción VI de la Ley del Impuesto sobre la Renta, establece como obligación de los contribuyentes, que en la declaración anual, se determine la utilidad fiscal y el monto que corresponda a la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas, así como que las declaraciones informativas y la declaración del crédito al salario pagado a sus trabajadores, se presenten en medios magnéticos. Asimismo, en su fracción X señala la obligación de presentar, conjuntamente con la declaración del ejercicio, la información a que se refiere la fracción XIII del artículo 86 de la ley en mención.

De conformidad con el artículo 175 del ordenamiento en cuestión, las personas físicas están obligadas a pagar su impuesto anual mediante declaración que deberán presentar en el mes de abril del año siguiente al que corresponda el ejercicio que se declara.

Por lo anterior, los contribuyentes del régimen intermedio se encuentran obligados a presentar declaración anual, ya que lo dispuesto en la fracción III del artículo 134 de la Ley del Impuesto sobre la Renta no libera de las obligaciones establecidas en los artículos 133, fracción X y 175 de la misma.

15/2002/ISR
Donaciones entre adoptado y adoptante. Los ingresos percibidos se encuentran exentos del impuesto sobre la renta.

El artículo 109, fracción XIX, incisos a) y b) de la Ley del Impuesto sobre la Renta, establece que no se pagará el impuesto sobre la renta por los ingresos por los donativos que perciban los descendientes de sus ascendientes y los ascendientes de sus descendientes en línea recta y con las limitantes señaladas en el mismo artículo.

Los artículos 402 y 295 del Código Civil Federal, aplicados supletoriamente de conformidad con el artículo 5 del Código Fiscal de la Federación, disponen que los derechos y obligaciones que nacen de la adopción simple, así como el parentesco que de ella resulte se limitan al adoptante y al adoptado y definen al parentesco civil como el que nace de la adopción simple y sólo existe entre el adoptante y adoptado.

De conformidad con los artículos 410-A y 293 del código civil citado, el adoptado bajo la forma de adopción plena se equipara al hijo consanguíneo para todos los efectos legales incluyendo al parentesco por consanguinidad que existe entre el adoptado, el adoptante, los parientes de éste y los descendientes de aquél.

Por lo anterior, no se pagará el impuesto sobre la renta cuando se obtengan ingresos por donación entre ascendientes y descendientes en línea recta, en los casos de adopción plena, y se limitará dicha exención sólo al adoptante y adoptado cuando se trate de adopción simple.

16/2002/ISR
Envases de bebidas embotelladas. Supuestos en los que se debe considerar activo fijo o mercancía.

De acuerdo con lo establecido por la fracción II del artículo 29 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (artículo 22, fracción II de la Ley del Impuesto sobre la Renta vigente hasta el 31 de diciembre de 2001), los contribuyentes pueden deducir, las adquisiciones de mercancías, así como de materias primas, productos semiterminados o terminados, que utilicen para prestar servicios, para fabricar bienes o para enajenarlos.

Por consiguiente, los envases utilizados en la enajenación de bebidas embotelladas, que tienen la característica de ser parte integrante del producto final, ya que se comercializan con la bebida, deben ser considerados mercancías en términos del artículo citado en el párrafo que antecede, ya que dichos envases son parte del producto terminado que las embotelladoras utilizan para enajenar sus bebidas.

Por otra parte, el segundo párrafo del artículo 38 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (artículo 42, segundo párrafo de la Ley del Impuesto sobre la Renta vigente hasta el 31 de diciembre de 2001), considera como activos fijos, al conjunto de bienes tangibles que utilicen los contribuyentes para la realización de sus actividades y que se demeriten por el uso en el servicio del contribuyente y por el transcurso del tiempo, cuya finalidad es la utilización para el desarrollo de las actividades del contribuyente, y no la de ser enajenados dentro del curso normal de sus operaciones.

Por consiguiente, tratándose de envases que no forman parte integrante del producto final que enajenan las empresas embotelladoras, ya que estos al momento de la enajenación son canjeados por otros de la misma especie y calidad, se debe considerar que forman parte del activo fijo de la empresa, puesto que son bienes tangibles que se utilizan varias veces, y en virtud de este uso se demeritan por el transcurso del tiempo. Asimismo, tienen como finalidad principal el desarrollo de las actividades del embotellador, toda vez que son un medio para comercializar sus bebidas y no tienen el propósito de ser enajenados dentro del curso normal de las operaciones.

27/2002/ISR
Ingresos acumulables de personas distintas a casas de cambio, que se dedican a la compra y venta de divisas. Sólo debe tomarse en consideración la ganancia efectivamente percibida.

De conformidad con los artículos 17 y 106 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, las personas físicas y morales residentes en México, por regla general, se encuentran obligadas a acumular la totalidad de los ingresos en efectivo, en bienes, en servicio, en crédito o de cualquier otro tipo que obtengan en el ejercicio.

No obstante lo anterior, en el caso de sujetos que se dediquen a la compra y venta de divisas (centros cambiarios) deberán de acumular los ingresos determinados de conformidad con los artículos 9, 20, fracción X, 46, 47, 48, 158 y 159 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, es decir, sólo se deberá tomar en consideración la ganancia efectivamente percibida. En el entendido que se encuentre soportado en la contabilidad del contribuyente.

Ello, con independencia de los demás ingresos que perciban, mismos que se deberán de acumular de conformidad con los artículos 17 y 106 del ordenamiento citado.

Este criterio sustituye al 15/2001/ISR

28/2002/ISR
Actualización de pérdidas fiscales. Factor aplicable a las previstas en el artículo 61 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Conforme al artículo 61 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, el monto de la pérdida fiscal ocurrida en un ejercicio debe ser actualizado multiplicándolo por el factor correspondiente al periodo comprendido desde el primer mes de la segunda mitad del ejercicio en que ocurrió, hasta el último mes del propio ejercicio.

En tal virtud, como el precepto no determina la forma como debe obtenerse el factor de actualización, en términos del artículo 7o., fracción II del citado ordenamiento, se obtendrá dividiendo el Índice Nacional de Precios al Consumidor del mes más reciente del periodo (diciembre), entre el correspondiente al mes más antiguo del mismo (julio).

Este criterio sustituye al 16/2001/ISR

29/2002/ISR
Sociedades Cooperativas de Consumo. No están obligadas a pagar el impuesto sobre la renta cuando enajenen bienes distintos de su activo fijo.

El artículo 93, último párrafo de la Ley del Impuesto sobre la Renta, señala que las personas morales con fines no lucrativos estarán obligados a determinar dicho impuesto, cuando se den cualquiera de las siguientes situaciones jurídicas o de hecho: a) enajenen bienes distintos de su activo fijo, b) presten servicios a personas distintas de sus miembros. Siempre que los ingresos derivados de dichas operaciones excedan del 5% de los ingresos totales de la persona moral en el ejercicio de que se trate.

No obstante lo anterior, de una interpretación armónica del artículo 93 y 95, fracción VII la ley en cita, debe excluirse del referido supuesto a las sociedades cooperativas de consumo de bienes, en los casos en que éstas enajenen bienes distintos de su activo fijo a sus miembros, ya que las mismas se crean con una finalidad social, sin objeto de lucro, adquiriendo o produciendo bienes y servicios para consumo de sus socios, a cambio de una contraprestación que utiliza la sociedad para seguir cumpliendo su objeto, por tanto, únicamente el ingreso que obtenga este tipo de cooperativa, por la enajenación de esos bienes a sus miembros, no debe causar el impuesto sobre la renta.

Este criterio sustituye al 18/2001/ISR

30/2002/ISR
Copropiedad en actividades empresariales. Obligaciones de los copropietarios sujetos al régimen de pequeños contribuyentes.

Los copropietarios que realicen actividades empresariales conforme al Régimen de Pequeños Contribuyentes establecido en la Ley del Impuesto sobre la Renta, no están sujetos a lo dispuesto en los artículos 108, segundo párrafo, 127, 129 y 133 del mismo ordenamiento, toda vez que implicaría imponerles obligaciones mayores a las previstas en el régimen antes citado.

En ese sentido, con fundamento en el primer párrafo del artículo 108 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, las personas físicas copropietarias de una negociación que tributen en el Régimen de Pequeños Contribuyentes únicamente designarán a uno de ellos como representante común, el cual deberá llevar los registros, expedir y recabar la documentación que determinen las disposiciones fiscales, conservar los registros y documentación referidos y cumplir con las obligaciones en materia de retención de impuestos a que se refiere dicho ordenamiento y conforme a lo establecido en el numeral 139 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, cada uno de los copropietarios presentará sus respectivas declaraciones con base en la información que les proporcione el representante común.

Este criterio sustituye al 19/2001/ISR

31/2002/ISR
Enajenación de acciones a costo fiscal. Momento para solicitar la autorización.

En los términos del artículo 26 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, los contribuyentes que lleven a cabo reestructuraciones corporativas deberán tramitar la solicitud de autorización para enajenar acciones a costo fiscal, previamente a que se lleven a cabo estas operaciones.

Este criterio sustituye al 21/2001/ISR

32/2002/ISR
Devolución de saldos a favor. Acreditamiento del artículo 165 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Resulta procedente, en su caso, la devolución del saldo a favor derivado de la aplicación del artículo 165 de la Ley del Impuesto sobre la Renta que permite a las personas físicas que perciban dividendos, acreditar contra el impuesto que se determine en la declaración anual, la cantidad que resulte de aplicar la tasa establecida en el artículo 10, al ingreso acumulado, en términos del artículo 177, fracción II del ordenamiento legal en comento.

Este criterio sustituye al 22/2001/ISR

33/2002/ISR
Gastos erogados con motivo de servicios prestados por personas que no cuentan con título profesional de médico. No son deducciones personales.

Para efectos de lo dispuesto en el artículo 176, fracción I de la Ley del Impuesto sobre la Renta, se consideran deducciones personales los gastos erogados para el pago de honorarios médicos y dentales, así como los gastos hospitalarios efectuados por el contribuyente para sí, su cónyuge o la persona con quien viva en concubinato y para sus ascendientes o descendientes en línea recta.

Sin embargo, de la interpretación estricta del precepto citado, no resulta procedente considerar como deducciones personales, los gastos erogados en el pago de servicios prestados por personas que no cuentan con título de médico, de médico cirujano dentista y sus equivalentes. Lo anterior, sin perjuicio de que el artículo 158 del Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta señala que la compra o alquiler de aparatos para el restablecimiento o rehabilitación del paciente, medicinas que se incluyan en los documentos que expidan las instituciones hospitalarias, honorarios a enfermeras y por análisis, estudios clínicos o prótesis, también son considerados como deducciones personales.

Este criterio sustituye al 23/2001/ISR

35/2002/ISR
Acumulación en materia de uso o goce temporal de bienes.

Los pagos anticipados en los contratos de arrendamiento han sido acumulables desde el momento en que se cobran o se vuelven exigibles. Para efectos de precisar el concepto de exigibilidad previsto en el artículo 18, fracción II de la Ley del Impuesto sobre la Renta, con base en el principio de supletoriedad previsto en el artículo 5o. del Código Fiscal de la Federación, debe atenderse a lo establecido en el artículo 2190 del Código Civil Federal, el cual señala que será exigible aquella deuda cuyo pago no puede rehusarse conforme a derecho.

Así, resulta que el concepto de exigibilidad supone la existencia de una deuda no cubierta, la cual se pagará una vez que se hace exigible la deuda o, antes, mediante el pago anticipado.

De ello se deriva que si la deuda se extingue mediante pago anticipado, con anterioridad a la fecha de exigibilidad, jurídicamente ya no tiene sentido hablar de exigibilidad, puesto que la obligación se ha extinguido.

Por lo anterior, si antes de la fecha de exigibilidad se extingue parte de la contraprestación mediante un anticipo, éste deberá acumularse desde el momento en que se cobra, independientemente de que se acumule la diferencia al momento de la exigibilidad.

No es obstáculo para la acumulación el hecho de que en el mismo contrato se haya pactado específicamente que se devolverá la parte no devengada de los pagos anticipados como consecuencia del incumplimiento del contrato por parte del arrendador, ya que en este caso la ley permite deducir dichas cantidades de los ingresos acumulables.

Este criterio sustituye al 56/2001/ISR

36/2002/ISR
Aumento de la pérdida fiscal en declaraciones complementarias de corrección fiscal.

Para efectos del artículo 61 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, en caso de que la autoridad fiscalizadora ejerza sus facultades de comprobación, el contribuyente podrá modificar, en la declaración complementaria de corrección fiscal, la cantidad declarada originalmente en el recuadro correspondiente a pérdidas fiscales de ejercicios anteriores, sólo cuando la autoridad incremente la utilidad fiscal declarada o convierta la pérdida fiscal declarada en utilidad fiscal.

Dicha modificación se realizará hasta por el monto del incremento de la utilidad fiscal respecto de la que había declarado o hasta el monto de la utilidad fiscal determinada por la autoridad, en el entendido de que en todo caso se aplicarían pérdidas fiscales de ejercicios anteriores a cuya amortización tuviera derecho conforme a las disposiciones fiscales.

Este criterio sustituye al 57/2001/ISR

37/2002/ISR
Bienes que se adquieren para darlos en alquiler o arrendamiento a terceros. Forman parte del activo fijo.

Los videogramas, audiogramas, videos digitales, películas cinematográficas y cualquier otro medio análogo que adquieran los contribuyentes para darlos en alquiler o arrendamiento a terceros, forman parte de su activo fijo.

Por ello, no pueden considerarse como mercancías de las mencionadas en el artículo 29, fracción II de la Ley del Impuesto sobre la Renta, ya que de conformidad con el artículo 38 de dicha ley, activo fijo es el conjunto de bienes tangibles que utilizan los contribuyentes para la realización de sus actividades y que se demeritan por el uso en el servicio del contribuyente y por el transcurso del tiempo.

De esta manera, si la actividad del contribuyente consiste en la distribución y alquiler de videogramas, audiogramas, videos digitales, películas cinematográficas y cualquier otro medio análogo, se considera que éstos forman parte de su activo fijo.

Este criterio sustituye al 59/2001/ISR

39/2002/ISR
Vales de despensa. Son una erogación deducible para el empleador.

De conformidad con lo previsto en el artículo 109, fracción VI de la Ley del Impuesto sobre la Renta, el importe de los vales de despensa que las empresas entreguen a sus trabajadores será un ingreso exento para el trabajador hasta el límite, que para los gastos de previsión social establece el último párrafo del citado artículo, y será un concepto deducible para el empleador en los términos del artículo 31, fracción XII de la misma ley.

Este criterio sustituye al 63/2001/ISR

40/2002/ISR
Ingresos por enajenación de bienes inmuebles destinados a casa habitación.

Para los efectos de la exención establecida en el artículo 109, fracción XV de la Ley del Impuesto sobre la Renta, en el supuesto de que sólo una parte de la superficie del inmueble sea destinada a casa habitación y la otra se utilice para un fin diverso o no se destinen exclusivamente para el uso habitacional, el impuesto sobre la renta se pagará sólo por la parte que no corresponda a la superficie destinada a casa habitación.

Este criterio sustituye al 64/2001/ISR

41/2002/ISR
Exención. Dación en pago o adjudicación judicial a contribuyentes que no pueden conservar la propiedad de bienes.

La exención contemplada en la fracción XLVII del Artículo Segundo, de las disposiciones transitorias de la Ley del Impuesto sobre la Renta, respecto de aquellos créditos que el deudor haya obtenido hasta el 31 de diciembre de 2001, es de aplicación obligatoria; así en todas las daciones en pago que se formalicen con contribuyentes que por disposición legal no pueden conservar la propiedad de los bienes deberá operar en favor del deudor, sin que su aplicación pueda ser optativa para los deudores o para las sociedades acreedoras.

De igual manera, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 57 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, los bienes recibidos en pago por los contribuyentes que por disposición legal no pueden conservar la propiedad de los bienes no podrán ser deducidos conforme al artículo 29 de la citada ley, y la institución acreedora deberá proceder de conformidad con lo señalado en el mencionado artículo 57 y demás disposiciones fiscales aplicables.

La exención prevista en la fracción XLVII del Artículo Segundo, de las disposiciones transitorias de la Ley del Impuesto sobre la Renta abarca el ingreso derivado de la dación en pago, considerando inclusive el monto del crédito cancelado. Por ello, posteriormente la institución calculará la utilidad o pérdida, considerando el costo que hubiera tenido el propio dador, conforme al artículo 57 de la Ley en mención.

Este criterio sustituye al 65/2001/ISR

42/2002/ISR
Ingresos asimilados a salarios. Cálculo obligatorio del subsidio.

Para los efectos de la retención que se realice a las personas físicas que perciban ingresos asimilados a los ingresos derivados de la prestación de un servicio personal subordinado, de conformidad con las fracciones I a VI del artículo 110 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, el monto del subsidio acreditable deberá, en todo caso, calcularse en los términos del artículo 114 de la misma ley.

Este criterio sustituye al 66/2001/ISR

43/2002/ISR
Propinas. Constituyen un ingreso para el trabajador.

Conforme a lo dispuesto por el artículo 346 de la Ley Federal del Trabajo, las propinas que perciban los trabajadores en hoteles, casas de asistencia, restaurantes, fondas, cafés, bares y otros establecimientos análogos, son parte de su salario.

Por ello, las que les sean concedidas, deben ser consideradas por el empleador para efectuar el cálculo y retención del impuesto sobre la renta que, en su caso, resulte a cargo del trabajador, en los términos de los artículos 113, 114 y 115 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Este criterio sustituye al 67/2001/ISR

44/2002/ISR
Préstamos a socios y accionistas. Se consideran dividendos.

Los ingresos tipificados como utilidades distribuidas en los términos de las fracciones II y III del artículo 165 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, no provienen de la Cuenta de Utilidad Fiscal Neta. Ello es así por las siguientes razones:

El artículo 165 de la Ley en mención considera como dividendos o utilidades distribuidas, los préstamos efectuados a socios y accionistas que no reúnan requisitos fiscales y las erogaciones no deducibles hechas en favor de los mismos.

La Ley del Impuesto sobre la Renta distingue los dividendos o utilidades que provienen de la Cuenta de Utilidad Fiscal Neta y los que no provienen de la citada cuenta.

En los términos del artículo 11 de la misma ley, las personas morales que distribuyan dividendos o utilidades que no provengan de dicha cuenta, deberán calcular el impuesto que corresponda.

Este criterio sustituye al 68/2001/ISR

45/2002/ISR
Exención contemplada en el artículo 42 de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores.

El artículo 42 de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) señala que los contratos y las operaciones relacionados con los inmuebles destinados a la vivienda de los trabajadores, así como con el desarrollo y ejecución de los conjuntos de habitaciones que se lleven a cabo mediante el financiamiento del Instituto, estarán exentos del pago de toda clase de impuestos, derechos o contribuciones de la Federación, de los Estados o del Distrito Federal.

De igual forma, la exposición de motivos de la ley en comento indica que a fin de que se beneficien en la mayor medida posible a los trabajadores se propone que queden exentos de toda clase de impuestos y que no puedan ser objeto de cesión o embargo.

Así, el desgravamiento previsto en el artículo 42 de la Ley del INFONAVIT se refiere a contribuciones cuyo supuesto es la realización de un acto o actividad y no a contribuciones con objeto diverso como el impuesto sobre la renta, el cual grava el ingreso.

Lo anterior se deriva de una interpretación estricta de la disposición de referencia, la cual desgrava exclusivamente contratos y operaciones relacionadas con inmuebles así como el desarrollo y ejecución de conjuntos habitacionales y no al ingreso que, en su caso, percibiría una empresa. De esta forma, el desgravamiento se aplicaría a contribuciones tales como el impuesto al valor agregado.

El fin del artículo 42 de la Ley del INFONAVIT es beneficiar al trabajador en lo relacionado con el otorgamiento de crédito o vivienda. Por ello, cuando en el citado artículo se refiere a la exención del pago de toda clase de impuestos que causen las operaciones o contratos que en el mismo se especifican, se deberá entender que se refiere sólo a aquellos que afectan, se repercuten o trasladan directamente al trabajador.

Este criterio sustituye al 69/2001/ISR

46/2002/ISR
Deducible del seguro de gastos médicos. No es una deducción personal.

Por el contrato de seguro la compañía aseguradora se obliga, mediante una prima, a resarcir un daño o a pagar una suma de dinero; asimismo, el contratante del seguro está obligado a pagar el deducible estipulado en dicho contrato de conformidad con la Ley sobre el Contrato de Seguro.

De la interpretación estricta del artículo 158, segundo párrafo del Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta, en relación con el artículo 176, fracción VI de dicha ley, el pago del deducible del seguro de gastos médicos no es un gasto médico.

Lo anterior, ya que dichas erogaciones no constituyen honorarios médicos o dentales como lo establecen los artículos 176, fracción VI de la Ley del Impuesto sobre la Renta y 158 de su Reglamento, en virtud de que son erogaciones realizadas como una contraprestación de los servicios otorgados por la compañía aseguradora de conformidad con la Ley sobre el Contrato de Seguro y, por ello, no podrán considerarse como una deducción personal para efectos del impuesto sobre la renta.

Este criterio sustituye al 117/2001/ISR

47/2002/ISR
Premios por asistencia y puntualidad. No son ingresos análogos a los establecidos en el artículo 109 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

De conformidad con los artículos 5o. del Código Fiscal de la Federación, 110 de la Ley del Impuesto sobre la Renta y 84 de la Ley Federal del Trabajo, se entiende que los premios otorgados a los trabajadores por concepto de puntualidad y asistencia son conferidos como un estímulo a aquellos trabajadores que se encuentren en dichos supuestos.

Por lo anterior, los premios por asistencia y puntualidad no tienen una naturaleza análoga a los ingresos exentos establecidos en el artículo 109 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, ni como finalidad el hacer frente a contingencias futuras, y por tanto, no pueden ser considerados como ingresos exentos.

Este criterio sustituye al 118/2001/ISR

48/2002/ISR
Depósitos en garantía que otorga el arrendatario. No son ingresos acumulables.

Cuando se estipule en el contrato de arrendamiento que el arrendatario deberá garantizar el cumplimiento de las obligaciones pactadas en el mismo, mediante la entrega de una suma de dinero en calidad de depósito y al finalizar el contrato dicha cantidad de dinero se devuelve, ésta no se considerará ingreso acumulable para el arrendador.

No obstante lo anterior, en el supuesto de que el depósito se aplique a algún adeudo derivado del contrato, será hasta ese momento en que dicho depósito se considerará ingreso acumulable para efectos de los artículos 17 y 141 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Este criterio sustituye al 119/2001/ISR